Del 29 al 31 de mayo se celebró el Salón de los Vinos Nobles, Generosos y Licorosos, más conocido como Vinoble. Como amantes que somos del Sherry, no hemos podido faltar a esta cita en el magnífico marco del Alcázar de Jerez.

Muchos de vosotros no conoceréis esta feria, y es posible que tampoco estéis familiarizados con los vinos generosos, aunque seguro que todos nos hemos tomado un Jerez (o Sherry en inglés) en algún momento dado. Así que vamos a contaros que es Vinoble y de qué vinos trata.

Para aclarar un poco los tipos de vinos que abarca (donde se encuentran, obviamente, los vinos de Jerez) recordemos que en general están los “vinos tranquilos” (los tintos, blancos y rosados que tomamos habitualmente, por simplificar) y los denominados “vinos especiales“, que serían todos los demás (Generosos, Licorosos Generosos, Dulces Naturales, Mistelas, Espumosos, De Aguja, aromatizados como los Vermouths, entre otros muchos. ¡Casi nada!).

Aunque dar definiciones es complicado, pues dependen del ámbito reglamentario en el que nos encontremos, y estas van cambiando con los tiempos, vamos a intentar explicar a qué corresponde cada una de estas denominaciones a las que hace mención el nombre de la feria de la forma más coloquial posible.

IMG_3972

Vinos Nobles (ya sean vinos tranquilos o vinos especiales) ateniéndonos a la definición del BOE serían todos los vinos producidos con variedades de uvas preferentes y sometidos a crianzas tradicionales específicas y muy cuidadas, con al menos 18 meses de envejecimiento, normalmente en barricas de madera de roble o en botella. Es decir, tanto un Reserva de la Rioja como  una Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda son vinos nobles. Pues bien, dentro de estos vinos nobles, vamos a ocuparnos de los Generosos y Licorosos que son los vinos objeto de la feria.

Frente a los vinos tranquilos con poca graduación alcohólica están los vinos generosos con mucha graduación (por eso son “generosos”), y que la legislación comunitaria denomina genéricamente “vinos de licor”.

IMG_3989

Los vinos generosos en general, son vinos nobles de alta graduación (de 15º a 23º) que incorporan procesos especiales para aumentar su estabilidad y aumentar su graduación alcohólica, sin perder por ello su condición de derivado 100% de la uva, añadiendo alcohol natural o también alcohol vínico, por lo que se denominan también vinos encabezados o fortificados. Siguen normas y métodos tradicionales que les dan unas características distintivas y muy peculiares. Proceden de uvas selectas y pueden ser secos o dulces y tener añadido vinos dulces naturales.

Actualmente, y en el particular ámbito nacional, vamos a considerar como Vinos Generosos a los vinos encabezados secos y usaremos el nombre de Vinos Licorosos Generosos para generosos con distintos grados de dulzor, siempre con un contenido en azúcares superior a 5 gramos por litro (sin llegar a ser un vino dulce) y Vinos Dulces Naturales a los que deben contener al menos 50 gramos por litro de azúcar residual (y que entran en la categoría de vinos dulces).

Por lo tanto, dentro de la denominación genérica de generosos (o vinos de licor, fortificados o encabezados)  se encuentrarían los vinos generosos andaluces (como el Jerez, el Montilla-Moriles, el Málaga o el Condado de Huelva) pero existen vinos que podemos denominar también generosos (o vinos de licor, fortificados o encabezados) en otros países como por ejemplo el Oporto y Madeira de Portugal, el Sauternes de Francia o el Tokay de Hungría.

Por tanto hablamos coloquialmente de vinos generosos como vinos nobles de alta graduación, generalmente vinos encabezados o fortificados, que siguen un método de crianza largo y peculiar.

Desde el punto de vista de una D.O específica las definiciones pueden cambiar,  así que vamos a ocuparnos del caso de los Vinos de Jerez, los principales protagonistas de la feria Vinoble.

IMG_3977

Los Generosos de Jerez se definen en el Reglamento del Consejo Regulador como vinos secos debido a su complejo método de elaboración y crianza que incluye una fermentación completa de los mostos. Este proceso requeriría que le dedicáramos un artículo por su extensión, por lo que no lo  trataremos en este momento. Es el sistema de críaderas y soleras del que seguramente hemos oído hablar en alguna ocasión.

Se encuadrarían en esta categoría los Olorosos, Amontillados, Palo Cortado, Finos y Manzanillas que estamos seguros que a todos nos suenan y que probablemente hemos probado en infinidad de ocasiones.

Por otro lado, para los vinos dulces tendríamos los Jerez Dulces Naturales de las variedades Moscatel y Pedro Ximénez,  donde la fermentación se interrumpe al encabezar los vinos.

Y por último quedarían unos vinos intermedios entre los dos anteriores, los Vinos Generosos de Licor, obtenidos mediante combinaciones a partir de Vinos Generosos con Vinos Dulces Naturales y que tienen distintos grados de dulzor (en sus variedades Pale Cream, Medium y Cream). Es posible que éstos nos suenen menos ya que se exporta gran parte de la producción hacia nuevos mercados. Dejaremos para otra ocasión el hablar de ellos en mayor profundidad y trataremos de incluirlos en alguna una cata de vinos de Jerez, a la que podríamos llamar Unusual Sherrys,  por ponerle un título que utiliza Bodegas Romate para algunos de sus generosos de licor.

En la feria nos hemos centrado en probar los vinos D.O. Jerez Generosos, en sus distintas variedades, de los que os recordamos las diferencias principales en cata (que no en elaboración, porque sería mucho más extenso, y como decíamos más arriba, requiere un artículo dedicado sólo a ello):IMG_4033

  • Olorosos: Vinos de color oscuro, muy aromático, de mucho cuerpo, seco o ligeramente abocado y con un contenido alcohólico de 17º a 22º.
  • Amontillados: Color ámbar, aroma punzante atenuado, suave y lleno el paladar, seco y con un contenido entre 16º y 22º.
  • Palo cortado: Es un tipo intermedio entre amontillado (suave, delicado y punzante) y oloroso (del que tiene su cuerpo y nariz)
  • Fino: Vino de color oro pajizo, pálido, de aroma punzante y delicado, ligero, seco y poco ácido, y con un contenido alcohólico en torno a 15º – 18º.
  • Manzanilla: similar a la del fino, pero tiene características finales distintas a éste debido a las peculiaridades del entorno natural de Sanlúcar de Barrameda dónde se producen.

 

Os invitamos a que veáis algunas de las fotos de la feria, nuestra visita a Bodega Romate (con quienes no podemos tener más palabras de agradecimiento por el trato y amabilidad con que nos recibieron) y algunos de los Generosos que más nos gustaron de la feria.

Anunciaremos en breve la próxima cata con vinos de Jerez donde tendremos la oportunidad de probar algunos de los vinos Bodegas Romate (como su  excepcional amontillado N.P.U. y algún generoso de licor de su serie Unusual Sherry que mencionábamos antes)  maridados con productos típicos de Asturias. Todo un reto donde esperamos encontrarnos nuevamente los amigos del buen vino y del buen yantar.

¡Hasta pronto!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This